El consejo regulador

La aprobación por parte del Ministerio de Agricultura, el año 1975, de la Denominación de Origen Empordà-Costa Brava para los vinos ampurdaneses (Orden de 19 de mayo de 1975, publicada en el BOE núm. 153, de 27 de junio) representó el reconocimiento oficial de que estos vinos han logrado, después de muchos años, unos niveles de prestigio y calidad suficientes para competir en el mercado con vinos de otras procedencias.

Ésta era una vieja aspiración de los viticultores de la comarca, que iniciaron la tramitación de la DO a principios de los años 60, siendo decisiva para la obtención de esta situación legal la firme voluntad de elaboradores y embotelladores.

Con la Orden ARP/63/2006, de 16 de febrero, publicada en el DOGC núm. 4585, de 3 de marzo de 2006, se aprobó la nueva reglamentación de la Denominación de Origen Empordà, adaptándose a la Ley de ordenación vitivinícola catalana.

El Consejo Regulador vela por el cumplimiento del Reglamento, controlando todo el proceso de producción y elaboración de los vinos con DO Empordà para garantizar su origen y su calidad. También promueve estudios técnicos, poniendo especial énfasis en estimular la producción de vinos de calidad.

Paralelamente, el Consejo organiza eventos promocionales de gran relevancia para los vinos de la Denominación de Origen, como la Fiesta de la Vendimia del Empordà, la Muestra anual de vinos del Empordà, que se celebra a principios de septiembre en Figueres, etc. y promueve la presencia de los vinos ampurdaneses en manifestaciones turísticas, gastronómicas y culturales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar por ella aceptas su uso. Más información
ACCEPTAR